malablada.com

Juguetes sexuales: Guía 2023 para iniciarse en su uso

Imagina que vives hace, no sé, 50 años atrás. Los juguetes sexuales solo se vendían en negocios con poca luz, medio ocultos y los que te atendían parecían traficantes de órganos humanos 😱 Era muy poco habitual que una mujer entrara en esos lugares e incluso a muchos hombres también les daba vergüenza.

Sin ir tan lejos, recuerdo que comprar condones generaba mucho malestar e incluso hay un montón de chistes sobre personas que van a la farmacia a comprar condones y terminan comprando de todo antes de animarse.

Un hombre que tiene un tic nervioso que le hace guiñar el ojo continuamente va a una entrevista de trabajo.
El entrevistador le dice que no puede contratarlo porque el trabajo es para atender al público y se puede malinterpretar su guiño.
Pero se me pasa con una aspirina, espere, que tengo por aquí una en el bolsillo….
El muchacho busca en sus bolsillos intentando encontrar las aspirinas, pero saca cajas de condones de 10, de 15, de 20, de todas las marcas posibles.
Parece que a usted le va muy bien con las mujeres, dice el entrevistador.
Nada que ver, soy la persona menos afortunada en ese aspecto.
¿Y entonces todo esto?
¿Ha probado usted alguna vez a entrar en una farmacia y pedir una caja de aspirinas guiñando un ojo?

Fuera de broma, las cosas han evolucionado y hoy en día muchos vamos perdiendo la pena de comprar este tipo de juguetes y para los que no, el auge de las compras online hace mucho más fácil investigar y elegir sin la presión de un vendedor.

Se puede navegar por páginas de venta de juguetes sexuales con la comodidad del anonimato y elegir sin presiones, incluso leer reseñas de otros usuarios sobre la experiencia.

¿Qué preguntas debo hacerme antes de comprar un juguete sexual?

  • ¿Quiero un juguete sexual para usar sola o con otra persona?
  • ¿Qué tipo de estimulación me excita? ¿Penetración, sexo oral, estimulación anal?
  • ¿Cuán experimentada soy?
  • ¿Quiero experimentar cosas nuevas o apegarme a lo tradicional?
  • ¿Ya tengo experiencia o es mi primer juguete?
  • ¿Dónde lo voy a utilizar? ¿Es resistente al agua, por ejemplo? (en caso de que quisiera usarlo mientras me ducho).

Si voy a utilizarlo con otra persona sería importante tener una charla sincera y abierta sobre nuestras apetencias y necesidades antes de comprar algo. Me imagino una situación en que uno de los integrantes aparezca con un dildo gigante y quiera penetrar a la otra persona sin avisarle antes, creo que la reacción podría no ser la esperada 🫣 por favor evita eso y habla con la persona primero.

Guía básica de las diferentes categorías

Podríamos decir que existen varias categorías dentro de los juguetes sexuales y esta guía va a tratar de aclarar las dudas para que sepas cual es exactamente el juguete que deberías comprar, sin abrumarte en el proceso y pensar que es demasiado trabajo para disfrutar y que mejor te quedas con lo que tienes (llámese hombre, mujer o mano propia).

1- De uso sobre todo vaginal y clitoridiano

2- De uso anal

3- De uso a nivel del pene

4- Relacionados con el BDSM

5- Otros que englobarían los lubricantes, lencería erótica, juegos, literatura erótica y muchos más.

Juguetes que se usan sobre todo en la vagina y clítoris

Mini vibrador ultra portatil y pequeñito. Ventaja: ¡Lo puedes llevar donde quieras!

VIBRADORES: parecería que es una categoría sencilla ¿no?, un juguete con forma fálica que vibra. ¡Pues no, mi ciela!, no es tan simple, existen muchas pero muchas subcategorías dentro de estos.

  • Los clásicos son aquellos que todas hemos visto, de forma redondeada o alargada con diferentes velocidades de vibración. Pueden usarse para estimulación externa (clítoris) o interna.

Son los ideales para «debutar» en este mundo y se pueden usar a solas o en pareja.

  • Los vibradores en forma de bala tienen exactamente esa forma (¡sí! como la bala de un arma) y suelen ser de metal. Son super discretos por lo que podrían ser los elegidos si debes viajar y quieres echarte un rapidito tu sola en cualquier lado. Muchas tienen formas que pueden pasar desapercibidas como lápices de labios o bolígrafos por ejemplo.
  • Vibradores para estimular el punto G: el punto G estaría dentro de la pared vaginal, a unos 3 a 5 cm de la abertura en la zona frontal. Se dice que para encontrarlo se debe colocar uno o dos dedos dirigidos hacia la parte de adelante y en forma de gancho.

Todo esto es bastante controvertido entre los sexólogos. No hay evidencia de que este punto realmente exista como estructura aislada, si no que sería parte del clítoris. Los vibradores para estimular este punto se reconocen porque tienen una forma curvada en la punta. Suelen ser un poco más grandes y están recomendados para mujeres que ya tienen experiencia con vibradores más clásicos.

  • Vibradores de doble estimulación: es un vibrador que tiene adosado un estimulador de clítoris. Se lo conoce como «conejo» o «rabbit» porque parece tener orejitas (tan cute). Produce doble estimulación: del punto G y el clítoris y tienen 2 y hasta 3 motores para la estimulación, un conejito muy tierno y potente 🤩
  • Vibradores huevo: esto ya es otro nivel, ya que puede usarse incluso sin que nadie se dé cuenta. Se coloca dentro de la vagina y se activa mediante un mando externo. Son pequeños, super discretos y el mando se parece a un reproductor de MP3. Puedes manejar tú el control o cederle el control a otra persona. Es ideal para personas aventureras y que les guste la adrenalina, ¿quién se anima a ir al super con el huevo dentro? 🤭
  • Vibradores a control remoto: el control remoto funciona por Bluetooth o Wifi. Puedes estar a gran distancia de tu pareja y la persona puede controlarlo mediante Wifi. Es ideal para mantener el fuego en las relaciones a la distancia.
  • Succionadores de clítoris: su función, como bien lo dice su nombre, no es vibrar si no succionar generando sensaciones parecidas al sexo oral. Utiliza una combinación de aire, vibración y succión que te llevan al cielo sin escalas. En el último tiempo se ha convertido en uno de los productos estrella entre muchas mujeres, por algo será ¿no?
Muchos productos en el mercado, como este succionador, viene con más de una función al mismo tiempo.
  • Vibradores wand: son como lo indica su nombre, como una varita, ¡sí, para hacer unos trucos mágicos en tu clitoris! Se usan solo para estimulación externa y no son nada discretos. Tiene distintas intensidades y se aconseja comenzar con la más baja e incluso sobre la ropa hasta irse acostumbrando.
  • Bolas chinas: tenemos que hacer la aclaración que las bolas chinas (también llamadas Ben Wa) no son en realidad un juguete sexual, si no una forma de fortalecer el suelo pélvico (al igual que con los ejercicios de Kegel, un suelo pélvico fuerte facilita los orgasmos). Generalmente son dos bolas unidas por un cordón y cada una, a su vez, tiene otra bola más pequeña dentro. Existen de distintos tamaños y pesos.
  • Dildos y consoladores: son juguetes con forma fálica diseñados específicamente para la penetración. La diferencia con los vibradores es justamente que no vibran, son estáticos. Existen miles de variantes: tamaños, materiales y realismo. Siempre debe usarse lubricante para introducirlos y recordar que solo tú decides como usarlos ya que es algo inerte sin movimiento propio, a darle trabajo a esa manito y sacar unos buenos musculotes.

Juguetes de uso anal

En muchos lugares se sigue considerando que el sexo anal solo es para homosexuales. ¡Nada más alejado de la realidad! Los heterosexuales también practican el sexo anal. El ano es una región con múltiples terminaciones nerviosas por lo que su estimulación provoca sensaciones muy placenteras.

Hay diferentes tipos de juguetes sexuales que involucran la estimulación anal. ❗Hay 2 precauciones importantes antes de usar juguetes anales: recordar que siempre deben usarse lubricantes, porque el ano no se lubrica naturalmente como la vagina y asegurarse de que el juguete tenga un tope que impida que quede atascado en el recto y no pueda extraerse (por eso no es buena idea introducirse en el ano cualquier objeto).

  • Estimuladores de próstata: la próstata o punto P es el equivalente del punto G en la mujer. Son juguetes no muy gruesos con una curvatura en su punta para estimular la próstata. Una vez introducido, se puede inclinar suavemente hacia arriba.
  • Plugs anales: pueden ser de metal simple o con decoraciones como colas de plumas, orejitas, gemas, etc. También existen sets de plugs anales de distintos tamaños que van introduciéndose de forma sucesiva. Estos suelen ser de silicona y son un buen inicio para incursionar en este terreno. También existen plugs anales con vibración.
  • Bolas chinas anales: son varias pelotitas o esferas que van creciendo en tamaño desde al inicio al fin, unidas a una cuerda o un soporte rígido. Producen placer tanto al introducirlas como al extraerlas. Son de diferentes materiales como silicona, vidrio o metal y pueden incluir vibración.
  • Juguetes anales para usar en pareja: por ejemplo un anillo para pene con un dildo para penetración anal o vaginal y vibración.

Juguetes para usar en el pene

  • Masturbadores para pene: juguete vibrador para estimular el pene y el perineo. Existen múltiples modelos, incluso algunos que simulan la forma de una vagina. Se pueden variar la velocidad, la presión y la estrechez. Están diseñados para lograr una masturbación más efectiva y rápida.
  • Anillos vibradores: como lo indica su nombre es un anillo que se coloca en el pene para conseguir erecciones más potentes y duraderas. Se utiliza en pareja porque su vibración estimula el clítoris logrando orgasmos muy intensos.

Juguetes relacionados con el BDSM

Obviamente existen infinidad de juguetes sexuales relacionados con el BDSM. Su elección depende de cuan soft o hard sea tu práctica.

Vamos a dar un pantallazo sobre los más comunes:

  • Medios de sujeción: que pueden ir desde las esposas de peluche para atar las muñecas hasta medios de sujeción mucho más extremos como los que constan de esposas para las muñecas unidas a un collar de cuello e incluso una sujeción para los tobillos. También pueden usarse mordazas para impedir que el sumiso se exprese.
  • Látigos y palmetas: que nuevamente pueden ir desde azotadores de silicona, fustas de cuero hasta palmetas de madera.
  • Pinzas de pezones
  • Máscara de látex: se adhiere perfectamente y permite hablar.
  • Sistemas de suspensión (columpios) que pueden colgarse en las puertas o el techo.
  • Barra de separación para muñecas y tobillos
  • Máscaras de diversos materiales: satén, encaje, cuero

Y a vos, ¿cuál te tienta? ¿Ya probaste alguno de estos juguetes?

5 comentarios en «Juguetes sexuales: Guía 2023 para iniciarse en su uso»

Deja un comentario