malablada.com

BDSM ¿Cómo empiezo? ¿Qué necesito saber?

Guía 2023 de iniciación

Obviamente siempre hubo personas que practicaban el BDSM e incluso algunos lo consideran un estilo de vida.

Pero desde hace un tiempo, gracias a libros y películas muy nombradas (50 sombras de Grey es una de las más conocidas), mucha gente empezó a interesarse por estas prácticas (en muchos casos sin tener mucha información acerca de ellas).

Este artículo es la primera parte como para aproximarse a este vasto campo de la sexualidad humana, ¿por qué?, porque se estima que muchas personas desconocen la realidad de estas prácticas, incluso muchos experimentados practicantes del BDSM creen que la película tan mentada es «vainilla», o sea sexo convencional con pretensiones de BDSM.

Muchas personas que desconocen este mundo consideran que se trata de prácticas perversas, donde está involucrado el dolor físico, cuando la realidad es que se trata de juegos sexuales con ciertas premisas que deben ser respetadas.

  • Las prácticas deben ser consensuadas: es decir que los participantes acuerdan la forma e intensidad del juego y pueden desistir en cuanto lo deseen. Cada uno es consciente de hasta donde quiere llegar y el otro debe respetar esos límites.
  • Seguras: se deben conocer los riesgos implicados y estar de acuerdo con ellos.
  • Sensatas: los participantes deben dar su consentimiento sin que su juicio esté nublado por el alcohol ni las drogas, sabiendo diferenciar la fantasía de la realidad.
  • Juicio: no debe involucrarse a personas que no puedan dar su consentimiento: menores de edad o discapacitados mentales.

O sea, entre adultos conscientes y de común acuerdo todo está permitido (incluso esas cosas que a ti, en este momento, te parecen imposibles).

¿De qué hablamos cuando hablamos de BDSM?

BDSM es una sigla que engloba diversas prácticas (6 en realidad: bondage, disciplina, dominación, sumisión, sadismo y masoquismo mencionadas detalladamente más abajo), aunque no todas las personas se sienten atraídas por todas ellas, ni se tienen que practicar todas.

Antes de 1990, se hablaba de sadomasoquismo, pero este término no engloba a todas las prácticas relacionadas y además son términos que nacieron desde un enfoque psiquiátrico, lo que los hace aparecer como patologías. Es importante recordar que no estamos hablando del sadismo criminal, que sería infligir dolor a alguien en contra de su voluntad sino de una práctica consensuada y con reglas.

¿Qué significan las siglas BDSM?

BONDAGE: implica la restricción del comportamiento. Esto se puede lograr por medios físicos: ataduras con cuerdas como en el Shibari u otros elementos (lazos, esposas, arneses), vendar los ojos para que la persona solo pueda guiarse por los otros sentidos (estímulos táctiles, olfativos, auditivos), mordazas que impidan la comunicación oral o cualquier método que restrinja la acción. Pero el bondage también podría referirse a situaciones de subordinación psicológica que impedirían que el sumiso accione según sus deseos, puede ser una situación de amo-esclavo; profesor-alumna; policía-preso; amo-mascota (como en el Petting) y todo lo que la imaginación te sugiera.

Taller de Shibari, XIII CONGRESO FEMESS, Educación integral de la sexualidad, derecho humano y constitucional. Octubre 2022, Mérida, Yucatán.

Hace poco estuve en un congreso de Sexología y participé en un taller de Shibari. Me di cuenta que no me excita que me aten (tampoco me incomodó pero fue como 😐), pero atar … siiiiiií, eso sí que me parece excitante y me levanta la temperatura. Nunca había experimentado esta forma de atadura tan compleja, pero cuando practicaba el sexo, siempre prefería atar a que me ataran (creo que de dominatrix me hubiera ido muy bien 😅).

DISCIPLINA: prácticas eróticas relacionadas con reglas, pautas de comportamiento, posturas y adiestramiento que, si no son cumplidas, ameritan castigos. Estos pueden incluir, por ejemplo, nalgadas con la mano abierta, golpes con una vara, humillación, etc.

El dominante ejerce poder y establece las reglas que el subordinado debe seguir y si no lo hace puede castigarlo.

DOMINACIÓN: es la situación donde una persona toma un rol dominante de poder para hacer su voluntad y cumplir sus deseos. Cuando hablamos de dominación/sumisión, hablamos de juegos mentales donde ambos están representando un papel en la fantasía. El dominante manda y dispone, pero de acuerdo a las reglas establecidas previamente. Al dominante puede llamárselo Amo, Master, Diosa, Señor, Señora y cualquier otro apelativo que denote respeto.

Cuando el rol dominante lo ejerce una mujer y el sumiso es un varón, se lo llama Femdom. Si la sumisa es una mujer se lo llama Lezdom. Al ama en estos casos suele llamársela Dominatrix .

SUMISIÓN: es la relación complementaria de la dominación. El sumiso obedece los deseos del dominante. Es un acto voluntario, orientada a disfrutar eróticamente. Al que está en este rol se lo llama esclavo o sumiso. El sumiso tiene el poder de interrumpir la situación en el momento que lo desee, a través de una palabra o un gesto pactado con anterioridad.

Se puede ser dominante o sumiso exclusivamente o cambiar los roles de acuerdo a la situación y lo que deseen ambos participantes. A esto se le llama switch o versátil.

SADISMO: es cuando una persona obtiene placer causando dolor o humillación a otra persona que ha consentido ser tratada de esta manera.

La RAE da una definición bastante alejada de esto: habla de crueldad refinada. La palabra proviene del marqués de Sade, un escritor francés del siglo 18, que escribió libros que eran considerados como apología del crimen y manuales de perversiones, ya que su teoría era que el crimen es una afirmación del poder.

MASOQUISMO: quiere decir que una persona obtiene su placer experimentando dolor o humillación provocadas por una persona que ha consentido en hacerlo.

Guía básica para iniciarte en el BDSM

Esta será una guía de inicio al BDSM para aquellas personas que nunca lo han practicado, en otros artículos hablaremos en más profundidad del tema.

Pero empecemos por lo básico.

¿Ya decidiste que te gustaría experimentar y salir de tu rutina porque crees que esto podría darle un sacudón a tu vida sexual? ¿Cuál es el primer paso?

Como siempre decimos, la comunicación es fundamental para establecer pautas y preferencias de cada uno. Esto generará confianza en nosotros y nuestro compañero/a. Esta charla debe ser previa a todo intento de involucrarse en una relación que implique BDSM.

Se puede preguntar, por ejemplo:

1- ¿Te gusta dominar o ser dominado? ¿O prefieres ir variando de rol?

2- ¿Hasta dónde quieres llegar? ¿Cuáles son tus límites?

3- ¿Te atraen los juegos de rol?

4- ¿Cuál sería nuestra palabra o gesto (recordar que si tienes una mordaza no podrás hablar) de seguridad?

5- ¿Buscas una relación monógama o poliamorosa?

6- ¿Qué aspectos del BDSM (dentro de los 6 que nombramos antes) te atraen más?

7- Si eres dominante, ¿buscas una sumisa o una esclava? La diferencia es que la esclava no tiene poder de decisión, debe hacer lo que su amo le mande y si se niega, será castigada o implicará el fin de la relación sexual.

Probemos, que para arrepentirse siempre hay tiempo

Yo recomendaría informarse (leer este artículo es una buena forma de empezar). También puedes buscar relatos e historias verdaderas que hablen acerca de esto.

Recuerda que, como principiante, deberías comenzar con límites estrictos y bajos. Después, cuando tengas más experiencia puedes ir ampliando esos límites de acuerdo a lo que vayas aprendiendo sobre ti misma.

También hay lugares donde se dan charlas y reuniones que reúnen a gente que ya practica el BDSM con personas que sienten curiosidad.

Te dejo algunos links por si te interesa profundizar (y quizás hasta ir a una reunión).

Calabozo Mx

Sádica Tentación

Instituto mexicano del Shibari

Luego de haber tenido la «charla» y ponerse de acuerdo en las reglas toca establecer una palabra de seguridad.

¿Qué es la palabra de seguridad y por qué es importante establecerla?

Como en las practicas de BDSM existen elementos de fantasía y juego de roles, puede ser que el sumiso actúe una escena de «protesta» o «queja» que no es real sino parte del juego. Por lo tanto es fundamental establecer una forma de que el sumiso haga saber al dominante que su protesta es real y no quiere continuar.

Para esto se debe establecer una palabra de seguridad que le comunique al dominante que debe parar con lo que está haciendo. El dominante debe respetar este deseo del sumiso de detener el juego.

¿Cómo debería ser la palabra de seguridad? Sencilla de recordar (supercalifragilístico no es una opción 🤣), clara y que no sea de uso corriente en un contexto sexual. Esta palabra sirve como un NO fuerte y claro e indica que hemos llegado a nuestro límite con respecto a lo que podemos tolerar (ya sea físico o psíquico).

¿Qué pasa si no puedes hablar, porque tienes una mordaza, por ejemplo?

En ese caso debes establecer algún tipo de gesto, incluso con algún elemento como una campanilla.

Como estamos hablando de principiantes, deberías evitar estar amordazado e inmovilizado. Se puede, eso sí, dar una orden para que la persona actúe como si estuviera amarrado, ordenándolo no moverse o no hablar pero sin medios de sujeción física. También se pueden utilizar por ejemplo pañuelos de seda o ligaduras laxas.

Otra forma de no sobrepasar los límites es que el dominante, si nota que la acción está yendo más lejos de lo deseado, apriete la mano del sumiso una vez y este le responda con dos o tres apretones. Si esto no sucede, se debe detener el juego.

Y recuerda: aunque estés practicando BDSM un NO sigue siendo un NO y la experiencia puede detenerse en cualquier momento que alguno de los participantes esté incómodo o decida no seguir con lo que esté sucediendo.

¿Por dónde empezaremos entonces?

Evidentemente todos somos distintos y nuestras relaciones también, así que te diría que primero te informes, hables y decidas cual de las prácticas te apetece experimentar.

Empieza suave y explora con qué te sientes cómodo y hasta donde quieres llegar.

En un próximo artículo hablaremos más en detalle de todas las posibilidades en este apasionante y excitante mundo.

¿Y tú? ¿Te sientes atraída por estas prácticas?

5 comentarios en «BDSM ¿Cómo empiezo? ¿Qué necesito saber?»

  1. When I originally commented I appear to have clicked the -Notify me when new comments are added- checkbox and from now on every time a comment is added I receive four emails with the same comment. There has to be a way you can remove me from that service? Many thanks!

    Responder

Deja un comentario