malablada.com

Estrategias prácticas ¿Cómo reavivar la chispa en tu relación?

No depende del tipo de relación ni del tiempo que llevan juntos, llega un momento inevitable en que todo parece ir siempre por el mismo camino. La monotonía se instaló y no hay con que frenarla… ¿o sí? En este artículo te hablamos de estrategias prácticas que puedes tomar para vencer a ese enemigo tan poderoso: el aburrimiento.

De golpe prefieres ver tus redes sociales en el celular o pasar el próximo nivel de Candy Crush, antes que pensar en tener relaciones, te da flojera y piensas que ya te sabes la historia: empezamos así, en tal lugar y a tal hora y una vez que acabamos (si hay suerte) cada uno sigue en la suya.

Para vencer la monotonía lo principal es ser completamente honestos el uno con el otro y hacerse preguntas para saber qué es lo que está pasando y hasta que punto esta situación necesita ser cambiada o no.

  • ¿Todavía me atrae esa persona? ¿Siento que se ha descuidado?
  • ¿Hay algo que me esté molestando, ya sea físico, psicológico o de la relación? A veces los problemas en otros ámbitos repercuten en el deseo sexual
  • ¿Cómo eran las cosas al principio? Recuerden que era lo que les atraía del otro
  • ¿Qué cambió?
  • ¿Me interesa revertir esta situación o mi vida sexual actual es lo que quiero?

Después de esta charla incómoda, pueden descubrir si desean cambiar las cosas o no. No serían la primera ni última pareja que decide que su conexión no es solo física y que el sexo no es tan importante para ustedes. Es importante que no se echen la culpa el uno al otro, esta es una cuestión de la pareja como tal y unidos es como lo van a resolver.

Pero, si lo que salió de esa conversación es que sí quieren reanudar una vida sexual más apasionante y placentera para ambos, ¿qué se te ocurre que podrías hacer?

Si no lo sabes, no te preocupes, de eso trata este artículo, de sugerirte ideas para que se diviertan más juntos.

Comencemos con lo más importante: la imaginación

Un buen ejercicio para empezar es imaginar, dejar volar tu mente y representarte una fantasía que quieras vivir. Obviamente la otra parte involucrada también debería hacer este ejercicio y luego, compartir ambos escenarios para ver si es algo factible de realizar o no. Seguro ya han hablado más de una vez de fantasías que les interesan pero vayan más allá, debe haber algunas que no se han compartido todavía.

Puede suceder que la fantasía de la otra persona involucre cosas que podrías llegar a probar o no, e incluso que sean cosas que ni siquiera quieras plantearte. Es en este momento donde tienen que hablar con total sinceridad ¿Dónde? No en la cama obviamente, en un escenario neutral: tomando un café o caminando, por ejemplo.

¿Es incómodo? Depende de la apertura mental que tengan y de que tan seguros se sientan entre ustedes. A veces puede pasar que tus fantasías te asusten, que te parezcan too much, pero no siempre es necesario ir a fondo con la idea inicial, todo es negociable. Y por cierto, ya toda esta charla previa es muy buena para reactivar la vida sexual porque pueden llegar a experimentar una sacudida, como un calorcito que los invada, o sea, sin tantos eufemismos, pueden empezar a excitarse solo por hablar de esto.

La fantasía puede ser muy elaborada o completamente simple, quizás solo un cambio de escenario.

Soluciones nivel fácil

  • Tengan una charla sobre el pasado. Céntrense en lo que los atrajo al uno del otro. ¿Qué hacían? ¿Cuáles eran las actividades que compartían? ¿Qué música escuchaban? ¿Iban a bailar?
  • Planeen citas para tener sexo. No siempre el sexo espontáneo es el mejor, a veces hay interrupciones o los dos no están en la misma sintonía. ¿Por qué no planear una cita para tener sexo? Vayan preparando el escenario desde antes: mándense mensajes, dile a tu pareja lo que le vas a hacer por ejemplo, mándense fotos o videos con la ropa que compraron especialmente para esa ocasión o cualquier otra cosa que se les ocurra. La idea es ir levantando la temperatura a lo largo del día para llegar a la cita ¡¡On Fire!! 🔥🔥🔥
  • Planeen una escapada sin obligaciones laborales ni niños (si los tienen) y comprométanse a dejar el celular en modo avión (es el principal asesino del climax). Dedíquense solo a disfrutar el uno de otro: pueden dar largas caminatas hablando, besarse, abrazarse y mirarse a los ojos anticipando lo que pasará cuando lleguen a la habitación. A veces dilatar la concreción de la relación sexual hace que esta sea mucho más placentera y ardiente.

Soluciones nivel medio

Pongan sobre la mesa todas sus fantasías, TOODAS 😉 Por ahora son solo ideas, si les da mucha pena pueden hacer una lista por separado y después dársela a leer al otro. La otra persona puede marcar las que le atraen y podría realizar, las que nunca en su vida haría y las que son negociables. Luego comparen sus listas y armen una «caja de fantasías».

Comprométanse a sacar una de la caja cada cierto tiempo que ustedes decidan (puede ser una 1 por mes o cada 15 días o incluso cada 6 meses), ustedes sabrán cuan cómodos se sienten probando cosas nuevas.

Estrategias prácticas

  • Lugares distintos dentro de la casa: ¿siempre tienen relaciones en la cama? ¿Por qué no estrenar otras habitaciones? Una ducha compartida, un baño de inmersión con sales, arriba de la mesada de la cocina, en el balcón? Las posibilidades son infinitas.
  • Lugares fuera de la casa: ¿recuerdan cuando en la prepa cualquier lugar era bueno para besarse y tocarse? ¿Por qué no volver a esas épocas de la adolescencia y tener una sesión de manoseo en lugares que no son tan habituales. Se me ocurren, por ejemplo, el carro, una playa desierta, un parque y tantos otros lugares. No es necesario llegar a la relación sexual completa, pero el solo hecho de tener una larga sesión de besos y toqueteos sirve para prender la pasión. Cada uno sabe cuan atrevido es y cuanto lo excita la posibilidad de ser descubierto. Nomás tengan cuidado obviamente de que no haya cámaras de seguridad y de las normas sociales ¡por favaaar! que no queremos a nadie multado o detenido 😅
  • Una cita fingiendo no conocerse, ¡esta es muy buena! Pueden pactar comportarse de determinada manera: románticos, atrevidos o lo que se les ocurra. Pueden jugar a que se conocieron por una app de citas por ejemplo.

Soluciones nivel avanzado

  • Una de las opciones es incorporar a un tercero a la relación. Obviamente esto debe ser consentido de ambas partes y no algo que hagamos para que la otra persona cumpla sus fantasías. He conocido personas que, por darle el gusto a su pareja, acceden a algo que va en contra de lo que ellos quieren y suele terminar mal.
  • Otra idea (solo para personas muy desinhibidas) sería participar de un grupo swinger (intercambio de parejas, ya sea de amigos o gente que se conoce con este único fin) o de una orgía. De nuevo, esto es algo que debe ser conversado y consensuado. A veces no es necesario concretar todas las fantasías para reavivar la pasión, existen parejas que solamente planteándose hacer algo diferente descubren que el fuego de su relación no está muerto, si no un poco apagado.
  • Juguetes sexuales: incorporar juguetes sexuales a las relaciones les da un toque muy divertido 🥳 Las opciones son muy variadas y seguro encuentran alguno que les llama la atención. En nuestra guía de juguetes sexuales le hablamos de una amplia variedad para todos los gustos, ya sea para usarlos en pareja o solos.
  • Iniciarse en la práctica del BDSM: no es necesario adentrarse en el mundo del BDSM más duro, ¡no necesitas terminar colgada del techo con cuerdas! se puede comenzar con el BDSM soft, por ejemplo con ataduras como en el Shibari (es un estilo japones que implica atar siguiendo ciertos principios técnicos y estéticos). Es un tema de ceder el control a la otra persona y permitirse gozar sin prejuicios.

Y tú, ¿cuál de estas ideas vas a plantearle a tu pareja para que empiecen a probar?

Deja un comentario