malablada.com

Sexo oral … ¿Cómo ser un experto?

¿Qué tan funndamental es el sexo oral en tus relaciones? DEJALO EN LOS COMENTARIOS

1- ¡Me encanta!, si no me dan sexo oral, no repito con esa persona

2- No es esencial, depende de quien me lo hace

3- ¡No me gusta!, me siento sucia

El cunnilingus o sexo oral es la práctica que consiste en lamer, chupar, frotar o morder el clítoris, la entrada de la vagina y los labios. Para ello se usan la lengua, los labios e incluso los dientes con diferentes grados de intensidad.

Se da tanto en parejas heterosexuales como homosexuales y a veces puede combinarse con la penetración simultánea o la estimulación de la vagina y el ano, para aumentar el placer.

No somos la única especie que disfruta esta práctica: los bonobos (chimpancés pigmeos que viven en África) tiene una serie de comportamientos sexuales que incluyen el sexo oral entre otras cosas como las relaciones cara a cara entre hembras, los frotamientos de penes entre machos y los besos con lengua.

Datos curiosos acerca del cunnilingus

  • Se dice que la emperatriz china Wu Setian (que reinó desde el 690 hasta el 705) creó un decreto que ordenaba a todos sus visitantes practicarle sexo oral.
  • El taoísmo chino veneraba esta práctica, ya que creían que la pérdida de semen y secreciones vaginales disminuía la vitalidad. Por otra parte la retención de estos fluidos aumentaba el chi o energía vital.
  • En la India se practicaba el auparishtaka (como se lo denomina en el Kamasutra). Las relaciones sexuales implican un acto destinado a la perpetuación de la especie, mientras que el sexo oral da nacimiento a un «hijo mental» (ideas y conceptos) que hacen a un ser humano más completo.
  • En Japón, se ven escenas de sexo oral en los shungas (género de estampas japonesas que representan escenas sexuales) del siglo XVII.
  • En Roma, se consideraba sucio al sexo oral. Para un hombre era más degradante realizar un cunnilingus a la mujer que ser penetrado por otro hombre. Se lo consideraba infame y a ese hombre se le prohibía votar.
  • En la Biblia (Cantar de los Cantares) se encuentra un verso que parece aludir al cunnilingus, aunque muchos traductores han reemplazado la palabra vulva por ombligo.

Tu vulva (ombligo) es un cántaro,
donde no falta el vino aromático

Cantar 7:3

Guía práctica para ser un maestro del sexo oral

  • Elige el momento adecuado y crea un camino hasta el clítoris. Puedes estimular otras zonas erógenas: los lóbulos de la orejas, los pechos, el ombligo, la parte interna de los muslos. Cuando llegues a la zona, puedes comenzar por los labios externos o la zona de la vulva.
  • Por otra parte no vayas de 0 a 100 en 15 segundos, tómate tu tiempo que el sexo es un viaje donde se debe disfrutar el trayecto y no solo la llegada. Tómate tu tiempo.
  • Tampoco es bueno absorber y succionar como si se tratar de un sorbete, recordar que el clítoris es muy sensible. La velocidad y la intensidad es algo que la mujer debe regular, para eso es importante estar atento a las señales (jadeos, palabras) que te indicarán si vas o no por buen camino.
  • No hagas comentarios sobre la vagina o el vello púbico. Nadie te pidió opinión y si no tienes nada bueno que decir, mejor mantente callado. Tampoco hagas comparaciones, las mujeres suelen ser bastante inseguras con respecto a sus genitales y no necesitan que las vengas a comparar con otras. En este momento estás con ella, ¿no?
  • No vas a quedar mal si pides indicaciones. No a todas las mujeres les gusta de la misma manera. Incluso algunas tienen un clítoris muy sensible por lo que la estimulación directa puede causarles dolor o molestias. Preguntar si les gusta suave o más fuerte o cual es el lugar exacto, no te hace menso si no considerado.
  • Mantén la lengua blanda y no des lametazos descontrolados. También puedes usar tus labios para cambiar las sensaciones.
  • Mientras estás lamiendo su sexo, utiliza tus manos para estimular otras partes del cuerpo. También puedes meter tus dedos (o algún juguete sexual) en la vagina o el ano (o en ambos a la vez) para acrecentar el placer.
  • Algunos expertos sugieren seguir patrones con la lengua: letras, número o figuras geométricas.
  • Existe una variante denominada Humming que consiste en hacer un sonido de vibración en la garganta para provocar un cosquilleo en el clítoris.
  • Sonrisa del payaso: ¿sí o no? Esto se refiere a realizar sexo oral a una mujer cuando está menstruando. Hay personas a las que les gusta y otras a las que les da un poco de asco. Por eso es muy importante hablar de este tipo de cosas. No es algo que se deba descubrir en el momento porque puede generarse una situación muy incómoda.

Posiciones para tener el mejor sexo oral

Todas las posiciones donde haya un acceso directo a la zona genital de la mujer es adecuada para practicar el cunnilingus.

  • Perrito: la mujer está en cuatro patas y su pareja accede desde atrás o abajo.
  • La mujer puede sentarse sobre la cara de su pareja, esta posición le da más control a la mujer.
  • Tumbada de espaldas, la mujer puede doblar sus piernas o colocarlas sobre los hombros de su pareja.
  • La mujer puede estar de pie mientras su pareja está arrodillada o sentada. Es un poco más difícil el acceso al clítoris, pero se puede solucionar si la mujer eleva una pierna apoyándose en la pared o un mueble. Ya sé, no todas somos gimnastas jaja.
  • Cuando ambos integrantes se dan sexo oral al mismo tiempo, se denomina 69. No es una posición tan satisfactoria como podría esperarse. Es un poco complicado centrarse en el placer propio y al mismo tiempo ocuparse del otro. Creo en lo personal que el 69 está sobrevalorado jaja.

¿El sexo oral es completamente seguro?

Algunos piensan (erróneamente) que el sexo oral ni siquiera es sexo, ya que no hay penetración.

Gran error creer que el sexo solo implica penetración, el sexo es todo lo que sientas como sexo. El coitocentrismo es algo que deberíamos cuestionar y abrir nuestra mente a otras posibilidades.

Obviamente que con el sexo oral no se corre el riesgo de quedar embarazada, pero … ¿qué pasa con las enfermedades de transmisión sexual?

¿Hay que tomar alguna precaución especial o solo disfrutar?

Eso quisiéramos, pero con cualquier intercambio de fluidos la posibilidad de contagiarnos alguna infección está presente.

Para ello existen barreras de látex que impiden el contacto de la boca y los genitales. Obviamente esto le saca un poco la diversión a todo el asunto porque … ¿a quién le gusta chupar un pedazo de plástico?

Entonces … ¿qué mitos existen en torno a esta práctica y qué precauciones deberíamos tomar?

MITO 1: No puedo contagiarme a través del sexo oral.

Realidad: puedo contagiarme herpes, gonorrea y HPV además de otras enfermedades. Recordar también que el virus del papiloma humano se postula como culpable de algunos tipos de cáncer.

MITO 2: Es mejor no cepillarse los dientes antes del sexo oral

Realidad: por el contrario es necesario mantener una buena salud bucal. Lo que sí se recomienda es abstenerse si tienes llagas o heridas en la boca, ya que esto aumenta la posibilidad de contagio.

MITO 3: No debe usarse protección

Realidad: deberían usarse barreras de látex para disminuir las posibilidades de contagio. Existen en el mercado algunas marcas comerciales.

La otra opción es armar una con un condón (pongamos en práctica nuestras habilidades manuales jaja).

Se deben recortar la punta y el borde superior del condón y luego cortar uno de los lados. De esta forma quedará un rectángulo que de be colocarse sobre la vagina.

Deja un comentario