malablada.com

¿Fiestas sexies? Pídele a Santa lo que realmente deseas

¿Qué pediste este año?

Se acerca la época de las fiestas. ¿Y si las transformas en una ocasión para disfrutar de tu sexualidad y erotismo? Transformemos estas fiestas en fiestas sexies.

Diciembre es un mes complicado: la gente quiere reunirse como si a partir del fin de año todos nos reseteáramos y volviéramos a la casilla de salida, como si en el nuevo año nos transformáramos como por arte de magia en otras personas.

Y con el estrés de los regalos, la comida, la ropa y las reuniones, a veces el erotismo pasa a segundo plano y lo único que queremos es sobrevivir a las fiestas sin morir en el intento.

Por eso se nos ocurrió recopilar una serie de juegos, libros, películas y juguetes que puedan ponerte en modo ON FIRE y así disfrutes de todo lo que te puede dar este mes, y de paso te relajes un poco.

Seguramente lo necesitas después de haberte encontrado con esa tía (que nunca falta) que te pregunta por millonésima vez por tu vida sentimental o con ese padrino que te controla la cantidad de alcohol que tomas o con esa prima perfecta que todo lo hace bien.

Juegos para elevar la temperatura

1- Desconocidos que se encuentran:

La idea, como bien dice la propuesta, es jugar a ser dos personas que no se conocen.

Es importante planear antes el escenario:

  • Elegir un lugar: puede ser un hotel, un antro, un restaurante o aquel lugar donde se conocieron y jugar a ser dos desconocidos que se sienten atraídos el uno por el otro.
  • Ponerse en mood personaje: pueden ser ustedes mismos o jugar a ser una persona diferente. Quizás quieres imaginarte que eres una prostituta buscando un cliente o una ejecutiva que está de viaje de negocios sola en la ciudad o incluso una madre de familia que de golpe decide salir de su rutina por unas horas. Déjense llevar por la imaginación y planea hasta la ropa que te vas a poner (para que ya te vayas entusiasmando con la idea incluso desde antes de la cita). Una opción sería por ejemplo no usar ropa interior y dejárselo saber susurrándole al oído en algún momento del encuentro. Todo está permitido si ambos están de acuerdo.

¡Hola! soy Meli, tomo la palabra unos momentos para contarles que yo hice este juego con mi novio para San Valentín y ¡lo recomiendo 100%! Nosotros nos citamos en el bar (donde fue nuestra primera cita real) y la idea era que hablábamos en una app de citas y nos íbamos a conocer. Estuvimos todo el día separados porque tuvimos que trabajar y al salir del trabajo me fui a arreglar a otra casa para que LITERAL nos encontráramos después de no vernos en todo el día. ¡Fue muy divertido! y nos mantuvimos en el papel bastante hasta que llegó un punto que no nos podíamos sacar las manos de encima 🤪 Te super recomiendo que le propongas este plan a tu pareja para salir de la rutina de quedarse en casa viendo pelis.

2- Elevar la temperatura a lo largo del día

A veces la rutina de las parejas que llevan mucho tiempo juntas hace que el sexo se transforme en algo sin sorpresas. Las mismas posiciones, los mismos lugares, etc. ¡Vamos a cambiar esta dinámica!

Puedes empezar mandándole un audio mientras la otra persona está trabajando o estudiando, por ejemplo, «cuándo vuelvas a casa te voy a. … «, «no sabes las ganas que tengo de …. «, «hoy vuelve con la mente abierta porque quiero que juguemos un poco …», etc. También puedes contarle tus fantasías o mandarle un relato erótico para encenderlo.

La otra persona puede retribuirte siendo aun más descriptivo y confesándote cuales son sus fantasías. Si no sale de él/ella seguir el juego como quieres, se lo puedes pedir, le puedes decir lo que te gustaría que te diga. Muchas veces se espera que la otra persona adivine y entienda todo y te frustra sino, mejor toma el control de la situación y pide exactamente lo que quieres, con la mente abierta obviamente de que la otra persona pueda decir que no.

Incluso, si el lugar en que están lo permite, se puede llamar al otro y tener una sesión breve de sexo telefónico pero sin llegar al clímax (si estás en el trabajo, por favor que no te descubra tu jefe).

La idea es que cuando se encuentren lo único que quieran es hacer lo que se prometieron, y no vale después dejar todo e irse a ver una serie, lo que se dice se cumple 😉

3- Body painting

Se trata de pintar el cuerpo de tu pareja o el tuyo con algo comestible: dulce, crema, chocolate o alguna bebida alcohólica, por ejemplo.

Hay varias variantes de este juego:

  • Puedes taparle los ojos a tu pareja y pintar en tu cuerpo un camino que quieres que el/ella recorra con su lengua. Luego pueden intercambiar roles. Es un juego ideal para mostrarle al otro cuales son tus puntos erógenos (aprovecha para llevarlo/a a esos lugares donde usualmente no va y que tú tanto quieres). Obviamente debes destaparle los ojos una vez que hayas trazado el camino, sino no sabrá por donde ir 😂
  • Dibuja en tu cuerpo un blanco con círculos concéntricos en el lugar donde quieres que tu pareja te estimule, ya sea con la lengua, las manos o algún juguete. Obviamente que luego tocará ser generoso con el otro.
  • Puedes sujetar a tu pareja con esposas o alguna clase de atadura y dibujar una ruta que vas a recorrer lentamente mientras la otra persona mantiene sus ojos cerrados.

4- Crea tu propio video

Grábense mientras tienen sexo, es una forma de disfrutar doblemente: mientras tienen sexo y luego cuando ven la película. Si les da pena, pueden comenzar con fotos o solo grabaciones de audio: gemidos y gritos de placer. También pueden usar antifaces para que no se pueda reconocer a los participantes.

RECOMENDACIÓN: borrar el video una vez utilizado, nunca sabemos si el amor de hoy se transforma mañana en rencor y no es bueno que nuestras imágenes estén en poder de nadie.

5- Juego de roles

Es un paso más allá del uso de disfraces, implica ponerse en personaje y sacar a la actriz o actor de dentro nuestro.

Hay que pensar en la ropa, el ambiente y todos los elementos que nos hagan falta para representar el papel más caliente de nuestra vida.

Acá van unas ideas, aunque imagino que ya se te están ocurriendo algunas:

  • Policía y sospechoso: uno ha cometido algún delito (pasarse una luz roja con el auto o ha robado algo en una tienda) y el policía debe registrarlo cuidadosamente. Le colocas esposas y lo cacheas de arriba abajo, sin olvidar un par de golpes (antes de empezar el juego determinen la intensidad para que ninguno se sienta incómodo). Te aseguro que nunca antes disfrutaste tanto ser detenida.
  • Médico y paciente: llegas al hospital con un fuerte malestar y el doctor/a debe asegurarse de revisar cada centímetro de tu cuerpo, en una forma muuuuy profesional. No quisiéramos que te pase algo grave, ¿no?
  • Electricista, plomero o cualquier otro oficio manual: estás en tu casa y necesitas que te reparen algún aparato. Llega el plomero por ejemplo y empieza a revisar la ducha, con tanta mala suerte que los dos quedan empapados. Habrá que sacarse la ropa y tratar de arreglar el desastre.
  • Profesor/a y alumna/o: tus notas están siendo muy malas y tu profesor debe encargarse de que aprendas tus lecciones. Cada vez que contestas mal, debes sacarte una prenda de ropa (si en la fantasía vas a la universidad mucho mejor, así mantenemos todo legal).
  • Entrevista de trabajo: tu futuro jefe/a comienza a hacerte preguntas típicas de una entrevista hasta que en un punto empiezan a ser muy íntimas y comienza a caldearse el ambiente. Le debes contestar con la verdad porque sino no conseguirás el trabajo.

6- La caja de los deseos

Este es un juego muy apto para desterrar la monotonía en la que cae una pareja con el paso del tiempo.

La idea es tener una caja donde cada uno escriba lo que desea experimentar con su pareja.

Por ejemplo:

  • Deseo un masaje
  • Deseo que nos bañemos juntos
  • Deseo que me hagas un striptease
  • Deseo probar esta postura del Kama Sutra
  • Deseo tener sexo en la cocina
  • Deseo probar el sexo tántrico

Y todo lo que se te ocurra. Estoy segura que aparecerán deseos que ni siquiera sabías que tenías. Una vez por semana (o por mes) se saca un papelito y se pone en práctica lo que dice.

Regalos ardientes para una Navidad diferente

Cuando uno piensa en regalos navideños para fomentar una fiesta más sexy debemos dejar de pensar en lo habitual (las medias dejalas para tu tío, por favor).

Si pasas las fiestas con otra gente y no quieres mostrar tus regalos hot, déjalos para la intimidad.

¿Qué puedo regalar para estas fiestas a la persona con la que tengo un vínculo sexo afectivo, que le demuestre cuánto lo deseo? Esto es lo que tendríamos que preguntarnos antes de comprar lo mismo de todos los años.

  • Lencería: pero no los calzones de abuelita que son tan cómodos, sino una lencería sugerente e incluso comestible, algo que estimule los sentidos y te haga desear llegar a casa para sacarle esa prenda con los dientes. Y sí, la vida de esta clase de lencería no suele ser larga pero vale lo que hayamos pagado.
  • Juguetes sexuales: este regalo generalmente implica una charla previa con respecto a lo que cada uno desea experimentar. No estaría bueno aparecerse con un kit completo de BDSM si a tu pareja le va más lo tierno. Como en todo, lo importante es la comunicación honesta. No quiere decir que no se puedan probar cosas nuevas, pero cada uno tiene sus tiempos. Muchas veces, sino, estos regalos quedan relegados a un cajón sin ser disfrutados porque no era lo que se esperaba.
  • Una cita especial: reservar una noche en un hotel con champagne y cena incluida o una escapada a algún lugar que están deseando visitar.

Juegos de mesa

Hay una gran cantidad de juegos de mesa que despiertan el erotismo en la pareja.

  • Passion Play: cada participante tiene que tener una bebida. En cada ronda se debe tomar un trago, besar a su pareja y cumplir lo que diga el casillero. Si se olvida de uno de estos pasos, pierde una prenda de ropa. Si ambos jugadores caen en la misma casilla deben besarse. ¿Quién gana? ¿A quién le importa eso? Dudo mucho que puedan terminar el juego.
  • Sex Roulette Foreplay: es como una ruleta común pero con diferentes desafíos eróticos. Hay una versión Kinky y otra Kamasutra.
  • ¡Dime! (edición parejas): consiste en 144 tarjetas divididas en 4 categorías: Nosotros, Alma interior, Palomitas y Ardientes. No solo permite explorar el costado pasional de la relación sino también la conexión y la intimidad.
  • Choccadict: trae una venda para los ojos, un bolígrafo con chocolate en lugar de tinta y 40 tarjetas con pruebas. ¿Quién gana? Es difícil de determinar: podría ser el que completa más pruebas o el que las recibe, tú sabrás.

Finalmente pero no menos importante

Hay otras formas de disfrutar las fiestas: pueden leer juntos un libro o un relato erótico o ver películas con distinto grado de erotismo y pornografía.

Particularmente en los últimos años se ha desarrollado un cine porno con directoras mujeres que se centran un poco más en la historia y no tanto solo en la acción como el porno tradicional.

Algunas páginas donde ver porno feminista:

Ersties, Frolic Me, Lustery

¿Cuál de estos juegos vas a probar SÍ O SÍ antes del 2023?

AQUÍ TE DEJAMOS IDEAS DE LITERATURA ERÓTICA

«El libro de Rachel» de Martín Amis

«El amante» de Marguerite Duras

«Las edades de Lulú» de Almudena Grandes

Deja un comentario